• Freddy J. Sánchez-Leal

Visualización, concentración y acción en el emprendimiento exitoso.


Photo by Andrea Piacquadio from Pexels


Este artículo lo tomé de mi libro Sánchez-Leal, F.J. (2013) "RAMCODES, tecnología para diseñar suelos y mezclas asfálticas", Editores Millenium, Caracas, Venezuela, y creo que describe una fórmula confiable y sumamente útil y vigente, sobre todo después de un 2020 muy retador, y un 2021 que exige nuevas alternativas para nuestro desarrollo profesional.


Hace poco organicé el evento más importante de mi carrera profesional, el 1er. Seminario RAMCODES Supertraining: Suelos y mezclas asfálticas, que se llevó a cabo en mayo de 2010 en un lujoso hotel de Barquisimeto, Estado Lara, Venezuela.


Asistieron 221 personas, entre profesionales de la ingeniería civil y estudiantes venidos de toda Venezuela, y recibimos el patrocinio de 8 compañías e instituciones. Tuvimos dos conferencistas internacionales y los mejores profesores universitarios de los campos de mecánica de suelos y pavimentos y, entre otras cosas, introdujimos la más moderna tecnología mundial en diseño de mezclas asfálticas para carreteras (metodología Superpave).


Para resumir, el seminario fue un éxito rotundo en todos los aspectos, y le permitió a mi compañía (RAMCODES International) situarse como referente nacional en este tipo de cursos, además de conseguirnos contrataciones importantes para adiestramientos.


Comencé la organización formalmente en noviembre de 2009, pero no todo fue un camino de pétalos de rosa, sino también espinoso. Tras un buen comienzo con el aseguramiento de algunos patrocinios, sobrevinieron los retrasos en los pagos, las renuncias al patrocinio, el incumplimiento, los malos augurios de un país en crisis, el alto costo de la vida, etc. El colmo fue que hasta la propia compañía que contraté para que me asistiera en la organización del evento me hizo ver que mi evento no tenía futuro porque el tema técnico era "muy complicado".


En mi mente pasaban a diario películas de dos cortes. Una, un escenario aciago, gris, de escasez, sin porvenir, cargado de quejas y negatividad. Y otra, un panorama estupendo, exitoso, brillante como el sol, pleno de oportunidades, y como un imán gigante, atrayendo a todos los que querían invertir en mi evento.


Estas películas tiraban cada una hacia su lado, con una fuerza impresionante, sobre todo la negativa, que es el lenguaje más común que nos conseguimos en la calle o en cualquier medio de comunicación. Para salir adelante, utilicé una fórmula que me regaló mi padre, que me ha resultado muy confiable a lo largo de mi vida, y que se las paso al costo en este artículo.



Curso promocionado:

Entra a este enlace, regístrate y toma de forma gratuita el primer capítulo de este estupendo curso digital.


La fórmula es: visualización, concentración y acción. La visualización consiste en imaginar lo que queremos. No una idea vaga, sino con lujo de detalles, colores , formas, sonidos, inclusive con sensaciones cenestésicas y de olor. Mientras más detalle tiene la imagen, mejores son los resultados. Mi padre me decía: "Hijo, imagina el salón lleno, la gente complacida, y los patrocinantes satisfechos...", y así sucedió exactamente.


La concentración consiste en, una vez haber definido la imagen de lo que queremos, esa situación exitosa o muy satisfactoria, hacer un ejercicio mental diario de aglutinar toda la energía en dicha imagen. Dice papá que, si es posible, describe la idea en un cuaderno de notas personal, y repásalo mientras haces la concentración. La concentración te da confianza, y más cuando le entregas tu proyecto a Dios o, como dicen ahora, al Universo. Hay que cuidar esa imagen exitosa como a una niña bonita. Habla con las personas y escúchalas, pero pasa muy poco tiempo escuchando a los negativos y quejones. Ni siquiera discutas con ellos; aléjate.


Y, finalmente, lánzate a la acción. Tu producto o propuesta no se va a vender solo; tienes que salir a ofrecerlo. Llama, visita, escribe propuestas y envíalas por correo. Pon en práctica tu creatividad. Recuerda que cada "no" te fortalecerá más, cada portazo en la cara, o que te cuelguen el teléfono, te hará un mejor vendedor.


En resumen, la visualización le dirá al Universo, a Dios, lo que quieres. La concentración, como dicen en Física cuántica, hará que lo que quieres, y las oportunidades para conseguirlo, vibren en la misma frecuencia y entren en resonancia. Y, finalmente, la acción es energía en movimiento; es comer con una estupenda mesa servida.



Freddy J. Sánchez-Leal, IC, MI.

Consultor geotécnico y de geomateriales para carreteras.

Profesor en TEC Monterrey y en Instituto Tecnológico de la Construcción (ITC).

Director de la Academia Geotechtips.

sanchez-leal@geotechtips.com

Twitter: @saintloyal





Curso promocionado:

Entra a este enlace, regístrate y toma de forma gratuita el primer capítulo de este estupendo curso digital.







39 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo